Fecha 8/9/2008 7:40:00 | Tema: Economia

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, confirmó ayer la ralentización del crecimiento económico a mediados de 2008, por lo cual resulta ‘imperativo’ evitar efectos más amplios de segunda ronda en precios y salarios.
Trichet siguió mostrando su preocupación por los elevados niveles de inflación en la zona euro y señaló que el BCE hará lo que sea necesario para ‘mantener las expectativas de inflación ancladas’, ya que su principal mandato sigue siendo ‘la estabilidad de precios’.

La ralentización del crecimiento económico producida a mediados de 2008 se produjo tras la ‘esperada reacción técnica al sólido crecimiento registrado en el primer trimestre’ así como por los efectos de factores ‘globales y domésticos’ que incluyen los efectos directos e indirectos.

Trichet rebajó las previsiones realizadas en septiembre para el crecimiento económico de la eurozona y pronosticó que se situará entre el 1,1% y el 1,7% en 2009, por debajo de la horquilla de la previsión anterior, situada entre el 1,5% y el 2,1%. Para 2009, recortó la previsión desde el 1%-2% hasta el 0,6%-1,8%.

Con respecto a la inflación, Trichet elevó las anteriores estimaciones y situó los precios entre el 3,4% y el 3,6% (3,2% y 3,6%) en 2008 y entre el 2,3% y el 2,9% (1,8% y el 3%) en 2009.

Información enviada por nuestro afiliado TECPEVAL



Documento disponible en Emunes
http://emunes.es

La dirección de este documento es:
http://emunes.es/modules/news/article.php?storyid=191